Inicio Deportes Generales Atletismo español pone mano dura a sus deportistas

Atletismo español pone mano dura a sus deportistas

49
0
Compartir

Los servicios jurídicos del Consejo Superior de Deportes (CSD) estudian una petición del atletismo, la cual busca que en el contrato de beca de todos los atletas, figure una cláusula que pida la renuncia permanente para competir con las diferentes selecciones nacionales después de cumplir una sanción por dopaje. Si no lo firmaran, los técnicos de la federación tendrían una razón no recurrible para no convocarlos.

La respuesta voluntarista de técnicos y atletas españoles a los escándalos de dopaje y corrupción internacionales ha sido de total desagrado al creer que no reciben el apoyo de los entes deportivos que rigen con pasividad la federación. La normativa intenta dejar un margen de discreción en las convocatorias, sin olvidar que el atletismo es un deporte aritmético, de marcas y puestos.

Si un atleta, por ejemplo, cuenta con la mínima y ha ganado el campeonato de España, sería muy complicado jurídicamente no seleccionarlo, pues su recurso ante los tribunales deportivos tendría éxito con total seguridad.

Una vez conseguida la aprobación de los juristas del CSD, la medida, una forma de sanción a perpetuidad para vestir la camiseta nacional, deberá ser aprobada por la junta directiva de la federación española y entraría en vigor antes de los Mundiales en pista cubierta de Portland (17 a 20 de marzo próximos).

En 2016 las citas atléticas más importantes son los europeos de Ámsterdam (julio) y, sobre todo, los Juegos Olímpicos de Río, en agosto. Uno de los atletas afectados sería el leonés Sergio Sánchez, quien tras terminar de cumplir el 25 de noviembre pasado una sanción de dos años por EPO, ha anunciado su regreso a las pistas.

Nueve son los atletas españoles suspendidos actualmente por dopaje, siete hombres (Álvaro Lozano, Antonio Pentinel, Iván Hierro, Mohamed Marhoum, Víctor Salazar, Miguel Ángel Gamonal y Angel Mullera, cuya sanción no es firme aún al estar recurrida) y dos mujeres, Josephine Onyia, suspendida a perpetuidad tras su tercer positivo, y Marta Domínguez, que concentra todas las atenciones.

Redacción La Prensa

Comentarios

Comentarios