Crean arañas y abejas con tecnología robótica

    65
    0
    Compartir

    Gran cantidad de universidades siguen innovando con nuevas tecnologías robóticas, acrecentando la capacidad de asombro del ser humano y ampliando los conocimientos, que hace solo unos pocos años parecían imposibles o inalcanzables.

    El creador de uno de los primero insectos robots del mundo, es Robin Thandiackal, estudió en la Escuela Politécnica Federal de Lausana en Suiza. “Hay un diálogo entre la robótica y la naturaleza”, expresa.

    El insecto creado por Thandiackal, asemeja a una araña, tiene seis patas y en las extremidades posee almohadillas con adhesivo, que le ayudan a trepar por las paredes. Cabe en la palma de la mano y es rápido, igual a su compañera arácnida.

    Estas nuevas invenciones, no acarrean un elevado costo, por lo que resultan ideales para acceder a un lugar donde se produjo un ataque químico o un desastre en el que sea imposible el ingreso del ser humano.

    También te puede interesar leer: Inteligencia Artificial desarrollada por Google podría ayudar a diagnosticar cáncer

    “Imaginen los escombros que quedan después de un desastre natural como un terremoto. Imaginen a estos pequeños robots corriendo a través de esos escombros para buscar supervivientes”, declaró, la especialista en micro robots, Sarah Bergbreiter.

    Hace poco, se presentó la primera abeja robótica, capaz de polinizar de forma análoga, como lo hace la abeja orgánica. El invento se llevó a cabo por la Universidad Politécnica de Varsovia, en Polonia, quienes demostraron también, que su robot puede volar, localizar una flor masculina y movilizar el polen a una flor femenina.

    La Universidad de Harvard, en Estados Unidos, también desarrollo una abeja robot, tiene la particular de volar y adherirse a diferentes espacios, desde hojas hasta superficies metálicas.

    Noticias relacionadas: Airbus presenta su proyecto de coche-dron Pop.Up

    Otro gran inventó es el ideado en la Escuela Politécnica Federal de Lausana, donde generaron robots de gelatina de 4 centímetros, que pueden ser ingeridos para evolucionar las investigaciones médicas en el ser humano.

    Comentarios

    Comentarios