Inicio Internacionales Murió el actor británico Alan Rickman

Murió el actor británico Alan Rickman

76
0
Compartir

Alan Rickman, el actor que interpretó al profesor Severus Snape en la saga ‘Harry Potter’ y una de las figuras más importantes del cine del Reino Unido, murió a los 69 años, informó este jueves su familia.

“El actor y director Alan Rickman ha muerto de cáncer a los 69 años de edad. Estaba rodeado de su familia y amigos”, señaló un comunicado familiar.

Reconocido por su voz profunda, el actor saltó a la fama en el ámbito internacional en 1988 al interpretar a Hans Gruber en “Die Hard” (”Jungla de cristal”).

Rickman falleció meses antes del estreno de su nueva película titulada “Eye in the sky”, un “thriller” en el que ha trabajado junto a los actores Helen Mirren y Aaron Paul.

También había terminado de rodar otra película, “Alice Through The Looking Glass”, que será estrenada a finales de año.

El año pasado, el actor reveló que se había casado con su novia del colegio, Rima Horton, después de 50 años de convivencia.

Rickman fue durante más de tres décadas uno de los villanos más queridos y aclamados del cine británico gracias a la profundidad de sus recursos interpretativos, adquiridos en el teatro, y a su poderosa voz.

Sus principales películas

  • A Little Chaos (2014)
  • Harry Potter, la saga (2001 -2011)
  • Alicia en el país de las maravillas (2010)
  • Sweeney Todd (2007)
  • El perfume (2006)
  • Love Actually (2003)
  • Rasputín (1995)
  • Sense and Sensibility (1995)
  • Robin Hood, príncipe de los ladrones (1991)
  • Close my Eyes (1991)
  • Truly, Madly, Deeply (1990)
  • Duro de matar (1988)
  • Romeo y Julieta (1978)

Rickman, a quien su participación en Harry Potter le aseguró en los últimos años legiones de fans, nació en el barrio trabajador de Acton, en el oeste de Londres, y trabajó como diseñador gráfico durante tres años antes de arriesgarse a abandonar su carrera para estudiar arte dramático.

Con 26 años, desde el estudio de diseño que había fundado en el Soho de Londres, escribió una carta a la Real Academia de Arte Dramático británica (RADA) que le cambió la vida.

El prestigioso centro le concedió la audición que había pedido y le concedió una plaza tras verle interpretar un pasaje de Ricardo III, del dramaturgo inglés William Shakespeare.

Su formación de teatro clásico le llevó a entrar en 1978 en la Royal Shakespeare Company, con la que encarnó a Aquiles, en “Torilo y Cresida”, Hamlet, y Antonio, en “Antonio y Cleopatra”, entre otros.

En la escena cinematográfica, llegaron grandes éxitos como el Bafta que le entregaron por su papel en “Robin Hood”, y las nominaciones a los premios británicos por “Truly, Madly, Deeply” y “Sense and Sensibility”.

También fue aclamado por su interpretación de Rasputin, en una teleserie de 1996, y por su participación en la comedia “Love Actually” (2003).

Se puso en la piel del profesor Snape por primera vez en 2001, en “Harry Potter and the Philosopher’s Stone”, la primera entrega de las adaptaciones al cine de la saga del niño mago creada por la escocesa J.K. Rowling.

Hasta 2011, interpretó en ocho ocasiones a Snape, un personaje en el que supo plasmar la ambigüedad moral con la que le describe Rowling en sus novelas.

Rickman nunca recibió un Oscar, pero acumuló otros muchos galardones durante su carrera, incluido un Globo de Oro y un Emmy por “Rasputin: Dark Servant of Destiny”.

Comentarios

Comentarios